lunes, 16 de agosto de 2010

Sabor agridulce en el Trofeo Villa de Benidorm; el Real Betis acaba 2º

Había ganas de ver en acción al cuadro de Pepe Mel que poco a poco va perfilando el que será el once que se enfrentará el día 29 de Agosto en el otrora Benito Villamarín al Granada C.F. Los rivales de ayer en el Trofeo Villa de Benidorm era el C. D. Tenerife y el anfitrión, el Benidorm C. F., en un torneo que se disputó en la modalidad del 3 en 1, siendo cada partido de 45 minutos de duración.

Goleada ante el Tenerife (3-0): El primer partido que disputó el Real Betis fue a las 21:00 horas de la noche ante un presumible rival directo esta temporada, el Tenerife de Gonzalo Arconzada. Esta fue la alineación que puso en liza el técnico Mel.

Goitia; Isidoro, Belenguer, Dorado, Nacho; Cañas (Juande, min. 34), Salva Sevilla; Momo, Emana, Caffa; y Rubén Castro.

Muy pronto comenzó a ponerse de cara el partido para el cuadro heliopolitano, en la primera jugada Rubén Castro agarró la pelota y en el área fue objeto de un claro penalti por parte del defensor tinerfeño Ezequiel Luna. Era el minuto 1 de partido y la pena máxima se disponía a lanzarla Achille Emaná, capitán bético en la noche de ayer. El camerunés no falló y ponía al Real por delante nada más comenzar el encuentro.

El Betis se hizo dueño del partido, dominando y teniendo el balón aunque sin gozar de claras ocasiones, hasta que en el minuto 14 Achille Emaná demostró nuevamente porque toda la parroquía bética suspira porque se quede este año nuevamente en Segunda. Una arrancada suya por banda izquierda y un pase a Momo para que este finalizara con una preciosa vaselina hicieron el 2-0. Cuando Emaná aparece la vida es más facil, si se consigue retener y sobre todo que juegue la mayor parte del campeonato dando el 100% de si mismo el ascenso estará bastante más cerca.

Llegaron entonces los mejores minutos del Tenerife, que se estiró y tuvo alguna ocasión para poner en aprieto la portería de Goitia, pero la cosa no llegó a mayores y el que si sentenció el choque fue el Betis, tras un robo en la medular de Salva Sevilla, que sigue completando una buenísima pretemporada, este pasó el balón a Emaná, que con otra arrancada de las suyas puso el balón para Rubén Castro, el canario se marcho en velocidad de los dos centrales tinerfeños y puso el balón dentro de la red con otra bonita vaselina ante la que nada pudo hacer el guardameta Luis García. Así se llegó al minuto 45, se acabó el encuentro y se fue a la tanda de penaltis, por si acaso después había triple empates. En la misma también salió victorioso el Real Betis (4-5) y con un golazo de penalti nuevamente de Emaná, esta vez a lo "Panenka".


Derrota ante un 2ªB (1-0): Llegó el partido decisivo de este triangular para que se dilucidara quien sería el campeón. Pepe Mel cambió casi por completo el once que minutos antes había ganado al Tenerife.

Goitia; Nelson, Iriney, Fran No (Dorado), Fernando Vega; Juanma, Juande, Mehmet Aurelio, Ezequiel; Jorge Molina y Rubén Castro (Israel).

El conjunto alicantino jugó con mucha más presión de la que lo habían hecho los chicharreros, sin dejar respirar en la medular a un Betis que practicamente no creó ninguna ocasión en todos los cuarenta y cinco minutos y que dejó unas sensaciones bastante peores que en el partido anterior. En el minuto 14 se adelantó el Benidorm gracias a un golazo de Chupe, a partir de ahí el equipo verdiblanco fue incapaz de poner en apuros a un equipo de inferior categoría y solo el juvenil Ezequiel, que pide a gritos una oportunidad en el primer equipo para la temporada que se nos avecina, fue capaz de dejar entrever algo de chispa por parte del Betis, haciendo de las suyas por la banda izquierda y creando peligro en cada internada. El granadino como siempre encaró con mucho descaro, buscando el uno contra uno y desbordando en innumerables ocasiones, pero esto no le valió al Betis para conseguir el tanto del empate que le habría otorgado el torneo.

Así se llegó al final de los segundos cuarenta y cinco minutos y el Torneo se quedó en casa, para un Benidorm que previamente había empatado con el Tenerife 2-2. El Real Betis dejó muy buen sabor de boca frente al cuadro insular pero se encargó de echarlo todo por tierra en el segundo encuentro frente a un rival de inferior categoría y al cual ni siquiera pasó apuros. Le sigue quedando trabajo por delante a Pepe Mel y también al cuerpo médico, ya que en cada uno de los cuarenta y cinco minutos el Real Betis tuvo un lesionado, en los primeros fue Cañas, que tuvo que dejar su sitio a Juande, más tarde era Fran No, uno de los mejores de esta pretemporada, el que salía del terreno de juego muy dolorido. Esperemos que sea leve.

El próximo encuentro será ante el Cádiz, antes el día 18, es decir pasado mañana, tendrá lugar en el Estadio de Heliópolis la manifestación para protestar contra la injusticia que se está llevando a cabo en el "Caso Hércules" y en el cual todos los estamentos deportivos miran hacia otro lado dejando claro que no pasa absolutamente nada si hay corrupción el mundo del fútbol. Esto será el Miercoles a las 20:00 horas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada